Al parecer estos pericos sí saben cómo divertirse.