No he decidido qué carrera estudiar ¿Qué será de mi?

Curso de Universidad

Cuando entramos a la preparatoria, la presión respecto a la carrera que elegiremos estudiar y a la que, con suerte, nos dedicaremos el resto de nuestros días comienza. Por un lado, en casa tienes el ejemplo de tu mamá y de tu papá, de tus hermanos o hermanas, tal vez, y las indirectas constantes de alguno de estos miembros como “si estudias administración puedes trabajar en la empresa conmigo”, “si estudias derecho tu tío te puede meter al despacho”, etc. estos comentarios lejos de ayudarte te confunden aun más porque no sabes qué elementos considerar para tomar tu decisión. Por otro lado, en la escuela ves a algunas personas que ya saben lo que van a estudiar, las ves súper decididas e incluso hasta te sientes mal contigo mismo(a) porque tú aun sigues sin saber a qué quieres dedicarte.

Dicen que elegir tu profesión es de las decisiones más importantes de tu vida, pero tal vez eso no sea del todo cierto. No lo es porque hay gente que empieza una carrera y nunca la termina, hay otras personas que estudian un semestre y se dan cuenta de que no es lo que quieren estudiar y se cambian a otra carrera, hay quienes estudian dos carreras al mismo tiempo e incluso quienes terminan una carrera y empiezan a estudiar otra. Con todo esto lo único que pretendo decir es que no debes agobiarte pensando en lo que puede pasar si no tomas la decisión “correcta”, lo único que puede pasar es que vas a perder el dinero que invertiste pero… relájate, el dinero es menos importante que tú futuro, tú felicidad y tú bienestar.

Siempre hay opciones para poder tomar esta decisión, puedes acercarte a algún(a) docente de tu escuela y platicarle tus inquietudes. Puedes hacer uno o varios tests de orientación vocacional, ver los resultados y sentarte a pensar si alguna de esas opciones te llama la atención. Puedes ir descartando profesiones, si no te gustan los números, sería una locura que estudiaras matemáticas o sus ramas afines. Si hay algo que te guste pero tienes algunas dudas respecto a las materias que se tienen que cursar, a las áreas en las que puedes trabajar, etc. lo ideal es que te asesores y busques toda la información posible para que puedas resolver todas tus dudas y así tomar una mejor decisión.

Lo que debes de tomar en cuenta al momento de decidir, no es si tu mamá y papá están de acuerdo, no es si vas a ganar millones al año, si vas a poder comprarte un auto, un depa, si vas a poder ir de antro cada fin de semana, si vas a poder viajar, si vas a estar con tu mejor amiga o tu mejor amigo en el mismo salón. ¡No! En Las únicas cosas en las que debes de pensar son: si vas a ir feliz a la universidad porque lo que vas a estudiar de verdad te interesa y te gusta, si te ves trabajando en X lugar porque elegiste estudiar Y, si vas a tener una satisfacción personal y no el reconocimiento de tus familiares cuando te titules y sobre todo, si vas a disfrutar trabajar en lo que estudiaste. Mucha gente cree que estudiando ciertas profesiones tiene garantizado el dinero o la satisfacción y no es así, jamás tomes una decisión en torno a los ingresos económicos. Sí, el dinero es importante pero el dinero no compra la felicidad. Hay miles de casos de gente que no estudia lo que de verdad quería por miedo al rechazo de sus familiares, por miedo a desobedecer a su madre o padre, porque creen que estudiando derecho, por ejemplo, van a vivir lujosamente y la realidad es que al final son personas infelices y frustradas.

Recuerda que tú y sólo tú eres dueño(a) de tu vida, escucha a la gente que te rodea, pide opiniones, busca ayuda pero siempre has lo que te llene de felicidad.