¿Por qué nos envidiamos entre mujeres?

Durante años muchas mujeres han visto, crecido y reproducido la mentalidad de odiar y enemistarse con otras mujeres. Las constantes competencias por demostrar quién es la más bella, la más sexy o la más atractiva han generado que las mujeres sean las enemigas número uno no sólo en las telenovelas y en las películas sino peor aun, en la vida real.  Sin embargo, ¿alguien se ha sentado ha reflexionar sobre esto y se ha percatado de que en realidad no hay ninguna razón válida que justifique este tipo de conducta de una mujer hacia otra?

mujeres peleando
The Duel by Jon Collier, CC BY-SA 2.0)

En torno a esta temática hay mucho debate, incluso mujeres que no entienden razones y siguen a la defensiva siempre atacando a otras mujeres y haciéndoles la vida imposible. Las mujeres se atacan con la mirada, con las palabras y en extrañas ocasiones se agreden físicamente. Algunas de las razones que giran en torno a esta problemática son que algunas mujeres sienten celos o envidia por otras mujeres que son “más guapas”, que tienen “mejor cuerpo”, “más dinero”, mejor posición en el trabajo, porque tienen “más cosas” materiales o por un hombre. Sin embargo, las interrogantes aquí son ¿Según quién o qué son más bellas? ¿Según quién o qué tienen mejor cuerpo? ¿Cuál es el estándar para determinar que tienen más cosas? Si tiene un mejor puesto en el trabajo es porque se lo ha ganado, ¿Por un hombre? ¿Acaso las mujeres tienen la culpa de que el infiel de tu ex te haya engañado y se halla ido con otra mujer? No, la culpa es de él y sólo de él. Ya basta de culpar a las mujeres por las acciones y decisiones de los hombres.

No es lo mismo enemistarte con una mujer porque te ha hecho daño a enemistarte con ella por cualquiera de las “razones” señaladas. Recordemos la importancia de tratar a las personas como nos gustaría ser tratados(as).  Si has hecho daño, es momento de reflexionar al respecto y ofrecer una disculpa de corazón.